Club de lectura docente: Profes Rebeldes, Cristian Olivé

En el club de lectura docente este mes de mayo estuvimos leyendo Profes Rebeldes de Cristian Olivé.

Cristian es un profe de lengua y literatura en secundaria y seguramente le habréis visto en algún artículo o en sus redes hablando del uso de las redes sociales en clase. Llevando a Rosalía o los memes al aula.

En este libro nos habla de El reto de educar a partir de la realidad de los jóvenes. ¿Educamos de acuerdo con los tiempos que vivimos? ¿El sistema educativo ayuda a los jóvenes a crecer con espíritu crítico?

Como él mismo dice: «Soy un profe rebelde porque intento cambiar la educación desde dentro, pero también aspiro a que sean rebeldes las familias y el resto de los agentes de la comunidad educativa. Soy un profe rebelde porque me esfuerzo siempre en potenciar los talentos de los alumnos, en despertarles inquietudes y en remover conciencias» ¡Seamos rebeldes!»

En el club empezamos hablando del juego en la educación, hemos hecho un repaso por las metodologías activas y ahora nos rebelamos… está siendo una gran experiencia y crecimiento como docentes.

Os dejo el link sobre cómo funciona el club, cómo comentar, leer los artículos de las lecturas anteriores y conseguir los libros. Todo sobre el club aquí: https://recursosparaclase.es/club-de-lectura-docente/

Y aquí va nuestra reflexión compartida, gracias profes lectoras!  Vanesa, Ariadna, Sonia, Adelaida, Cecilia y Elsa.

¿Qué es ser un profe rebelde para ti?

La definición de » Ser un profe rebelde» para nuestras profes lectoras tiene mucho que ver con cuestionarse su profesión y busca lo mejor para sus alumnos como nos dice Vanesa.

Ser más creativos en clases, más libres, conocer mejor los intereses y las motivaciones de los alumnos poniéndose en su piel, superarse a uno mismo, desafiar lo convencional.

Es cambiar la perspectiva adaptar el contenido, intentar mejorar todas las capacidades del alumnado y sacar lo mejor de ellos

Y en el plano más personal Cecilia lo definiría como sería ser innovador y realizar nuevas actividades que supongan una mejora en nuestro obsoleto sistema educativo. O cambiar la forma de educar y defender tus principios (siempre en beneficio del alumno) aún saliéndote de las normas como piensa Adelaida aunque con ello tengas que enfrentarte al resto del claustro.

¿Cómo has cambiado en tus clases desde tus inicios a hoy? ¿Has ido cambiando tu visión y estrategia?

Para la mayoría de ellas sus primeras clases, como suele pasar con las primeras veces, es todo una cuestión de prueba y error. Repetir lo que habían visto hacer . A veces incluso dejándote influenciar por compañeros tradicionales y por sus perspectivas.

Sonia reconoce que había montones de preguntas al principio que se le venían a la cabeza;

¿cuál era el rol que debía tener como profe.?, ¿Era solo transmitir contenidos?, ¿Debía ganarme el respeto de mis alumnxs de manera autoritaria?, ¿Qué tipo de límites debía establecer?

Es momento de observar mucho, aprender, probar cosas y usar la intuición. Para Ariadna es importante dar el paso de desprenderse del libro » de lo aprendido» e ir creando su propio material y perder el miedo a hacer las clases más personales.

Con el tiempo todas reconocen haber dado un giro en su forma de enseñar, adaptándose a los nuevos tiempos. Defender una relación-conexión con el alumno más natural y enriquecedora para ambos, adaptando las estrategias y los contenidos a mejorar las competencias de estos.

Crear un estilo propio, trabajar con sus materiales y a su forma es básico para ellas, al igual que establecer unos objetivos según el grupo y buscando siempre desarrollar herramientas que sirvan más allá de la asignatura o la materia que sea. En definitiva como Elsa nos cuenta se trata de introducir el aprendizaje cooperativo y enfocarse en un cambio de mirada hacia la infancia.

¿Cómo trabajas el pensamiento crítico en tus clases?

Este es un tema que les preocupa y lo trabajan a partes iguales, ¿Cómo? Pues planteando a los alunmos temas que les preocupan, les llaman la atención y cuestionarlos.

Ariadna propone en sus clases hacer debates que motiven su pensamiento (coloquios, comentarios de texto…) y no imponiendo el criterio de otras personas. Intentar plantear preguntas abiertas y reflexionando sobre diversos aspectos a través de los cuentos, o de imágenes, noticias, o temas de actualidad, polémizar con ellos, a veces poniéndose en el bando de los «malos» de tal manera que ellos me ataquen para defender su postura con respeto.

En el caso de Inma también le gustaría profundizar más, en muchos temas como por ejemplo el hecho de dar por sentado o bueno todo, sin leer ni informarse verdaderamente. Cómo ejemplo podemos hablar de la protección de datos y lo que implica el He leído y dar a Siguiente sin leer. Ese también sería un buen debate

¿Cómo quieres incluir lo aprendido y reflexionado con este libro en tu práctica docente?

Esto os lo he querido poner tal cuál. Ellas nos han transmitido lo que les ha inspirado la lectura del libro, y con ello queremos mostraros como la misma cosa, en este caso el mismo libro, puede ayudar a distintas personas y llegar a cada una de ellas con el mensaje que necesitan.

  • Retarse más a si misma para trabajar en los cursos de la web, herramientas como las soft skills y observar más para incluir vuestros intereses en esta web, es la motivación que Inma ha sacado de esta lectura.
  • Para Ariadna que ha tenido muchas ideas para sus clases de lengua y literatura, «Cristian es muy valiente» en el sentido que no se rige ni por programaciones, ni por libros de texto, ni siquiera por su departamento, el enseña de la manera mejor para sus alumnos, aunque en muchas ocasiones, como se refleja en el libro, sus propios compañeros le cuestionen.
  • A Sonia le gustaría llevar el uso de textos reales, material real encontrado en redes sociales, canciones a otro nivel y hacer que cuadre con el contenido de sus clases, siempre sin olvidar trabajar ciertas habilidades y competencias.
  • Buscar el adaptar mis actividades según sus intereses y no sobre los míos. Trabajar más en cooperativo y formarme más, me gusta la forma que nos enseña de crear agrupaciones y que no sea siempre la misma.
  • Adelaida reconoce que saltarse las normas preestablecidas, a veces ya lo hacía, Y lo seguirá haciendo. ¿Por qué no dar clase encima de una silla? o ¿tumbarnos en el suelo?. Introducir más el uso del móvil en mis clases aunque en el centro esté prohibido, es algo que durante este confinamiento y con la lectura de este libro he visto reforzada esta idea.
  • Elsa quiere acercarme más a la realidad que rodea a mi alumnado y a sus intereses.
  • Vanesa ha decidido seguir implementado las cosas que hacía antes de leer este libro y procurar que no se le olviden.

¿Qué otras reflexiones te han surgido a raíz del libro?

Pero sus reflexiones no se han quedado ahí, como aquella frase mítica de los dibujos » No se vayan todavía aún hay más». Estas son algunas de sus reflexiones más personales.

Vanesa cree que hay que escuchar mucho a los alumnos, ponerse en su lugar y partir de sus intereses.

Ser más consciente de la diferencia de puntos de vista que tenemos los alumnos y los profesores, para Ariadna tratarles como a un adulto más es un error, no entender que ellos son adolescentes y su visión del mundo con sus problemáticas y particular visión del mundo exterior es diferente a la mía.

Reflexionar sobre el rol del alumno/a y cómo hay veces que no están acostumbrados a tener su propia voz y a expresar sus gustos y emociones, sobre todo en secundaria, le parece imprescindible a Sonia.

Verme reflejada en la mayoría de experiencias que describe el autor, me ha hecho sentirme un poquito más comprendida y orgullosa de ser una «profe rebelde».

Mucho por aprender. A Cecilia le parece que los exámenes no sirven tanto para que el alumno aprenda como para que este sea muy competitivo y se frustre con facilidad si algo no le sale bien. Elsa apuesta por el cambio si estamos dispuestos a salir de nuestra zona de confort.

El enfoque de usar los contenidos para trabajar lo que queramos. Trabajar la autonomía, la resolución de problemas, o la autoestima de mis grupos según sus necesidades.

Sonia, the teacher’s coffee, y colaboradora de Recursos para Clase ha dejado su vídeo reseña:

¿ Qué es lo que mas te gusta del Club de lectura?

Sabemos por vosotras cuales son las razones por las que os gusta este Club de lectura. Para aprender, para tener esa rutina de lectura y crecimiento y para descubrir nuevas lecturas.

«Auto-obligarse» a leer libros de educación y compartirlo con otrxs profes. La calidad en la selección de las lecturas y las recomendaciones. La motivación que les aporta el hecho de saber que una comunidad está leyendo lo mismo que ellos en el mismo momento y después podrán compartir reflexiones.

A nosotros también nos encanta compartir la lectura con todos vosotros y tener este espacio de conversación.

Así que ya sí sin más, ¡hasta la lectura que viene!

Deja en comentarios tus reflexiones, te leemos y comentamos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba