Cómo organizarte el estudio

Nos ponemos en situación.

Comienzas un curso, una asignatura, a prepararte una oposición. Lo que sea que vayas a estudiar.

Y empiezas a estudiar cuando tienes tiempo y según lo que te apetezca más. ¿Crees que este es un buen sistema de estudio? ¿Crees que llegarás al examen con todo aprendido? Pues quizás sí o quizás no, depende de la suerte.

Mi consejo es que planifiques el estudio. Luego veremos que pasa con los imprevistos que se cargan los planes, pero lo primero que debes hacer es planificar.

Prepara qué vas a estudiar

Para hacer un buen plan de estudio necesitas una preparación previa:

  1. Revisa el contenido que tienes que aprender. Revisa el temario.
  2. Revisa los materiales que tienes que aprender. ¿Tiene parte teórica y práctica? ¿Tienes test de autoevaluación? ¿Tienes todos los materiales que necesitas?
  3. Comprueba cuáles son las fechas límite, fecha de entrega de trabajos, exámenes, cuándo necesitas esos conocimientos o hasta cuándo puedes dedicarle tiempo. Pon un límite.
  4. Sé realista y comprometido/a con el tiempo que vas a dedicar a estudiar. Todos los días deberías dedicar tiempo a aprender, al menos 30 minutos. Aquí es importante saber cuándo rindes más, cuáles son los momentos del día que puedes dedicar y estarás más productivo/a para estudiar teoría o para hacer problemas o prácticas. Observa tu día, tu energía y tu capacidad de concentración. Para seleccionar los tiempos más óptimos para estudiar.

Busca que técnicas de estudio van con tu forma de entender las cosas pero te recomiendo el patrón de estudio de la técnica Pomodoro.

Haz tu plan de estudio

Con toda esta información ya puedes hacer tu plan de estudio. Mis recomendaciones son:

  • Empieza desde la fecha límite hacia atrás.
  • Deja al menos los dos últimos días para repaso.
  • Sé algo conservador/a habrá días que rindas más de lo esperado y días que te cueste mucho más.
  • Cada 15 días deja un día como de recuperación. No pongas nuevo material para estudiar. Usa ese día para ponerte al día. Es normal que surjan imprevistos, te pongas enfermo/a y no lleves el plan al 100%. Con esto te aseguras de cumplirlo y llegar bien a la fecha límite.
  • Prioriza. Ten claros los objetivos y haz un plan para conseguirlos. Evita planes perfectos de hacer mil cosas para tener unos apuntes perfectos que luego a los dos días ves que te lleva demasiado tiempo no te aporta lo suficiente abandonas y te desanimas.
  • Optimiza. Realiza repasos, resuelve exámenes, haz infografias o lo que mejor se adapta a tu forma de aprender y más resultados te de.
  • No más de 3 objetivos al día. Ya sean de trabajo, estudios o personales. Selecciona 3 tareas principales que vas a cumplir de principio a fin ese día. No más. Y pon tu energía en ello.

Para organizar el plan puedes utilizar Google Calendar, tu agenda personal u otro sistema que funcione para ti.

Yo desde la universidad utilizo el sistema de hacer en una hoja una cuadrícula con el mes donde cada casilla es un día, como hacer mi propio calendario de pared. En cada día añado 3 objetivos. Así de un vistazo veo las fechas de entregas, exámenes y lo que voy a estudiar cada día. También añado los días de descanso y citas que van a afectar a estudio para tenerlas en cuenta. He optimizado mi plantilla gracias a las ideas de ElenaHG.

Lo que hago es que en la izquierda aprovecho para poner mi objetivo del mes o recordatorios importantes para mantener el foco. Imprimo los meses que necesite en hojas por delante y por detrás y las grapo.

Haz un plan de seguimiento

Para hacer un seguimiento el estudio puedes hacer una tabla de este tipo:

Tema Leído Repasado Esquema Ejercicios Simulacro

Suscríbete para recibir cada semana trucos, plantillas y recursos para tus clases y mejorar tu uso de las TIC:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba