18. Club de lectura: Invisibles de Eloy Moreno

Invisibles nos ha dado un vuelco, nos ha hecho replantearnos clases, situaciones, y hemos recordado a alumnos y experiencias propias.

Como en cada lectura hemos hecho una reflexión, gracias a María por ayudarnos este mes con la reflexión y las notas del coloquio!

En esta lectura comenzamos con los Coloquios, después de leer el libro nos reunimos para comentar y compartir experiencias.

¡Muchas gracias a Giorgina (@laboticadelaprofe), Marta (@_moulallengua), Marina (@teacherkatzse), Adelaida (@teacher.adelaida), Vanesa (@educalibros), Belén (@belenmateom) y María (@fol_aldia) por participar y compartir en este primer coloquio!

Y a Paula (@lapetitepaulashop), Ariadna (@ariadna_domingo), Marigé (@repescacuentos), María (@Mlaburu), Rebeca (@rebesan01), María (@creantsinapsis), Almudena, Marta (@violarupestris), Elsa (@crecersonhando), María (@fol_aldia), Almudena (@lamediapt), Andrea (@itsladymat) y Adelaida (@teacher.adelaida) por participar en el cuestionario de reflexión!

Durante el coloquio hablamos sobre la dificultad de ver todo, de poder detectar estas situaciones, y sobre todo la falta de tiempo para poder hablar con los estudiantes y estar ahí para poder ayudarles. A lo que se suma que el acoso en el mundo digital puede ser 24 horas y no podemos ver en esas redes lo que pasa.

También hablamos de cómo engancha el libro, es duro, pero está muy bien escrito desde el punto de vista de la intensidad de la adolescencia para que ellos puedan verse reflejados. También se habla de esa relación profe-alumno que quisiéramos tener. Pero echamos en falta una segunda parte de cómo hacerlos visibles.

Y estas son las reflexiones de esta lectura:

¿Qué nos ha aportado la lectura de Invisible?

Como dice Paula: «Una visión más cercana y dolorosa del bullying y sus efectos psicológicos, así como una manera más consciente a la hora de como el entorno es también parte de la culpa de esa situación y como contribuye.»

Coincidimos en que ver la situación desde las diferentes perspectivas nos ha gustado para poder entender mejor, empatizar y como herramienta para trabajar en clase.

Es un libro que ha levantado muchas emociones, rabia, impotencia, dudas sobre si lo estamos haciendo bien, perspectiva para afrontar estas situaciones.

Y cómo dice Andrea, ver hasta donde la imaginación puede llegar para ayudar a una persona a enfrentarse a las situaciones más difíciles.

¿Cuál crees que es la línea entre «cosas de niños» y un problema más serio?

En el Club lo tenemos claro, no hay cosas de niños cuando se molesta a alguien. La tolerancia debe ser 0 a los abusos, burlas u otras situaciones que puedan hacer daño físico y psicológico.

Como bien dice Ariadna, «(…) debemos ponernos en los zapatos de los niños o los adolescentes… algo que podemos considerar que no es para tanto desde nuestro punto de vista, para un niño puede ser un mundo. El que se rían de él en clase, o ser el objetivo de cualquier burla puede producir una tristeza y malestar constante en él, (…) sea la situación que sea, si al niño o alumno le molesta o notamos que le afecta debemos intervenir, por muy «cosa de niños» que nos parezca.

¿Cómo podemos como docentes detectar/intervenir en situaciones de bullying?

En esta reflexión y en el coloquio han salido muchas propuestas que pueden ser útiles a más docentes, así que aquí van todas. Las he dividido en proactivas y reactivas:

Propuestas proactivas de prevención y de creación de espacios para observar y para que nos puedan contar:

  • Trabajar la prevención a través de la inteligencia emocional, sensibilización y gestión emocional.
  • Ser accesible, crear un vínculo con tu clase para que tengan la confianza de contarte qué está pasando. Hablar mucho con ellos.
  • Crear las situaciones, medios, para que nos cuenten, para que surja lo que está pasando. Con dinámicas de grupo, juegos en equipo para poder observar la interacción. Ser proactivos, detectar antes de que sea más grave y evidente.
  • Trabajar qué es ser valiente.
  • Con encuestas, buzones u otro medio donde puedan contarnos qué les está pasando o que están ellos siendo testigos que está pasando. El anonimato ayuda a que puedan abrirse.
  • Observación continua en el aula, el patio, pasillos, entrada y salida del centro, baños, … de comportamiento, interacciones entre estudiantes, roles en el juego, cambios de conducta, confiar en el instinto en eso que nos llama la atención.
  • El recreo es un espacio de aprendizaje donde debemos también estar presentes para guiar en el aprendizaje socioemocional.
  • Tener una buena comunicación con las familias, para también detectar si hay cambios de actitud entre casa y lo que vemos en clase. Y tener un canal de apoyo y trabajo en equipo con la familia que será clave en caso de conflicto.
  • Utilizar fragmentos del libro para actividades de clase
  • Buzón para que puedan dejar sus mensajes, que cuenten que les pasa
  • Trabajar la cohesión del grupo
  • Trabajar desde infantil que expresen lo que no les gusta y que valiente es quien da la cara
  • Tutoría entre iguales, se asignan tutores de cursos superiores con quien compartir lo que les preocupa y lo que pueda estar pasando
  • Grupos de antibulling

Propuestas reactivas, cuando ya ha pasado:

  • Si vemos un cambio, un estudiante más triste, preguntar cómo está, no esperar a que venga a contarnos.
  • Escucharlos cuando acuden a nosotros, dando importancia a aquellos que expresan y sienten.
  • No dejar pasar ninguna falta de respeto.
  • Cuando tenemos la primera noticia de que algo pasa empezar a actuar, investigar y tomar medidas
  • No juzgar de antemano, ni clasificar a los estudiantes, tratar con respeto y buscar el porqué, la razón que hay detrás.
  • Hablar con las familias, son la clave para encontrar las razones y para tomar medidas.

Este libro es todo un descubrimiento para trabajarlo en clase, además por la forma en que está escrito engancha a los y las estudiantes y les hace reflexionar. Es una historia que se te queda grabada y te llevas ese dragón también tatuado a la espalda para estar alerta de lo que pueda pasar. También es una lectura muy recomendable para las familias, para acercarse más a estas situaciones y que puedan ayudar a sus hijos e hijas.

Deja en comentarios tus reflexiones, te leemos 🙂

Puedes ver el resto de lecturas del club aquí: Club de lectura docente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba